Principios Éticos y de Seguridad

O objetivo de este documento es establecer el estándar mínimo de conducta profesional y orientar la conducción de los trabajos de manera a asegurar la aplicación de las mejores prácticas de seguridad digital que permitan proteger la integridad de los datos y de la reputación del bufete Patricia Peck Pinheiro Advogados, de sus clientes y colaboradores, dentro de un escenario más tecnológico, con el aumento de la movilidad y de la compartición de informaciones.

Así, todos los abogados, sean ellos asociados, socios de servicio o de capital, son responsables por cumplir los Principios Éticos y de Seguridad Digital descritos a continuación:

  1. Actuar pautado por la ética, buena fe, urbanidad, respeto al prójimo, lealtad, cautela, prudencia, transparencia y honestidad en el ejercicio de sus actividades profesionales, independientemente si es en el ambiente presencial o digital;
  2. Tener conducta respetable e íntegra ante la sociedad, compatible con los valores establecidos por el bufete, protegiendo su imagen y reputación, incluso en ambientes de reuniones, así como en el internet y en los medios sociales;
  3. Realizar el uso ético, seguro y legal de la tecnología, empleando esfuerzos para asegurar la productividad en el ambiente profesional y evitar la distracción, la dispersión o errores en el desarrollo de los trabajos, además de utilizar todos los recursos de seguridad definidos por el bufete para protección de las informaciones y de los medios y/o herramientas tecnológicas, como ejemplo el certificado digital y criptografía;
  4. Proteger su identidad digital del uso ilegítimo o comprometimiento de su integridad, es decir, manteniendo el sigilo de las contraseñas y cambiando periódicamente la combinación cuando el sistema lo solicite. También, son indispensables los cuidados con el certificado digital, sin dejarlo afuera de su ámbito de vigilancia y control, además de evitar situaciones que pueden significar su deterioración o pérdida, por ejemplo el olvidarlo insertado en la computadora al salir de su estación de trabajo o dejarlo expuesto a altas emisiones de ondas magnéticas;
  5. Reconocer que todas las informaciones creadas, visitadas, compartidas, manipuladas, almacenadas o dispuestas en el ejercicio de sus actividades, son de propiedad y/o derecho de uso exclusivo del bufete, por eso se deben utilizar apenas para finalidades profesionales y limitadas a la ejecución de las actividades acordadas y a los objetivos del negocio;
  6. Cumplir con el sigilo profesional y legal de las informaciones corporativas, tal cual todos los acuerdos de confidencialidad firmados por el bufete con los clientes, además de evitar la propagación de engaños, rumores o falsedades;
  7. Evitar comentar casos, trabajos o proyectos citando los nombres de los clientes en lugares públicos y/o de libre acceso, por ejemplo en restaurantes, ascensores, hoteles, aeropuertos, terminales de buses y salas de espera. Asimismo, no es permitido exponer negativamente y/o de manera peyorativa a los clientes y proveedores y/o sus trabajos y proyectos en ambientes públicos o de libre acceso, especialmente en el internet y en los medios sociales;
  8. Respetar el Código de Ética y Disciplina de la OAB (Colegio de Abogados de Brasil) y la legislación vigente de Brasil, en especial los principios y comandos constitucionales, derechos de autor, de personalidad e imagen, competencia y anticorrupción;
  9. Utilizar solamente contenidos y softwares legítimos y/o autorizados, respetando los derechos de propiedad intelectual e industrial del bufete y de terceros;
  10. Actuar con diligencia y cuidar por el buen estado de conservación de los recursos tecnológicos, debiendo protegerlos de manera física y lógica contra acceso indebido, divulgación de las informaciones y modificación, adulteración o destrucción;
  11. Cumplir con el deber de movilidad segura y desecho seguro, según los estándares y procedimientos establecidos por el Área Administrativa del bufete;
  12. Ser responsable por todos los trabajos que realice, genere o produzca para el bufete en el ejercicio de su actividad profesional, y aún, por cumplir con los plazos establecidos y condiciones acordadas internamente y con los clientes;
  13. Validar previamente con el Gestor General del bufete, caso sea necesaria la mención de trabajos, casos o proyectos del bufete en ambientes académicos;
  14. Usar lenguaje adecuado durante la comunicación corporativa, especialmente con clientes, sin la utilización de palabras o expresiones que puedan caracterizar exceso de intimidad, tales como saludos cariñosos, uso de diminutivos o términos que sean inapropiados al ambiente de trabajo;
  15. Respetar los límites de la libertad de expresión y evitar comentarios o publicaciones en el internet y en los medios sociales que puedan generar crisis de imagen del bufete ante sus clientes, proveedores y colaboradores, y, en ninguna hipótesis, asociar el nombre del bufete a opiniones político-partidarias;
  16. Utilizar apenas el buzón postal corporativo (e-mail y webmail hechos disponibles por el bufete) para transmitir y recibir informaciones y contenidos profesionales. En este sentido, no se permite la transmisión de contenidos e informaciones confidenciales y/o protegidas por el sigilo profesional por comunicadores instantáneos que no aseguren el nivel de seguridad mínimo exigido por el bufete;
  17. Estar consciente de que no es permitido sacar fotos, filmar, compartir o publicar cualesquier imágenes, vídeos o sonidos del ambiente físico del bufete o que involucre directamente la imagen de sus colaboradores, excepto cuando sea previamente autorizado;
  18. Estar adecuadamente vestido para el ambiente de trabajo y para las reuniones con clientes, externas o internas, además de mantenerse aseado, de tal manera que no exista falta de compostura y la exposición indebida del cuerpo;
  19. Estar consciente de que el bufete monitoriza sus ambientes físicos y lógicos, por todos los medios necesarios y puede, en cualquier tiempo, inspeccionar (incluso físicamente) los dispositivos que interactúen con los mismos, independientemente si es corporativo o particular (Bring Your Own Device – BYOD), llevando en cuenta la garantía de la seguridad de sus activos e informaciones;
  20. Comunicar inmediatamente al bufete cualquier caso de incidente de seguridad de la información que llegue a tener conocimiento, independientemente si durante el ejercicio de la actividad profesional o en el uso personal del internet y de los medios sociales;
  21. El no cumplimiento con los principios éticos y de seguridad digital aquí establecidos, significará medidas administrativas y legales correspondientes, pudiendo motivar al desvinculación del profesional o su retirada de la sociedad. Los casos de plagio, piratería, corrupción, competencia desleal y fuga de informaciones se considerarán infracciones gravísimas.

¡Manténgase actualizado y evite riesgos!